Filiaciones

Fernando Osuna y Enrique Osuna, abogados de hijos no reconocidos

Luchamos contra la injusticia vivida por los hijos no reconocidos.

Por nuestro despacho de abogados fundado por el abogado Fernando Osuna hace más de 40 años. Junto a su hijo Enrique Osuna, han gestionado más de 800 personas dispuestas a llevar ante la justicia su caso: reclamar que sus padres biológicos les reconocieran como hijos suyos.

¿Quiénes son Fernando y Enrique Osuna?

Fernando Osuna y su hijo Enrique Osuna son abogados especialistas en este tipo de casos por haber tenido clientes que han presentado demandas de paternidad a rostros tan populares como Julio Iglesias, Paco Gento, Samuel Eto’o o, El Cordobés’.

Sin embargo, no todos los casos que han pasado por nuestro despacho son de personas tan reconocidas. Hay innumerables casos anónimos de pesonas que viven auténticos dramas por tener la condición de hijo no reconocido.

Los procesos de filiación son muy específicos, por lo que necesitarás el asesoramiento de un abogado experto.

Llevamos más de 40 años y 500 casos de reclamaciones de paternidad, por lo que podemos ofrecerte la mejor estrategia para defender tu verdad biológica.

La injusticia que viven los hijos no reconocidos

Los derechos hereditarios no consisten sólo en la herencia patrimonial. Después de trabajar en más de 500 reclamaciones de paternidad no reconocida, hemos aprendido que quienes se ven obligados a llegar a la vía judicial han sufrido un daño moral irreparable. 

Ante ese perjuicio, es posible solicitar además de parte de la herencia, una pensión de alimentos y el derecho a portar los apellidos del progenitor. 

«Considero que a la gente que menos tiene y sobre la que se ha hecho una injusticia hay que defenderla. No puede ser que se produzcan casos como el de Málaga, en el que mi cliente cuando tenía cinco o seis años, por no haber sido reconocida por su padre, se vio forzada a mendigar mientras él tenía mucho dinero»

Cómo es un proceso de demanda de paternidad

Después de participar en más de 500 procesos judiciales, nuestro despacho está muy especializado en este tipo de casos.

La mejor opción es contratar a un detective para que recoja alguna muestra y hacer una prueba de ADN. Si el resultado es positivo, inmediatamente se puede presentar la demanda.

Aún así, hay otras opciones para aportar material probatorio como un relato verosímil, mensajes de móvil, de correo electrónico, cartas manuscritas entre la madre y el presunto padre, o que exista un gran parecido entre ambos.

¿Te encuentras en una situación parecida?

Escríbenos si quieres que te ayudemos a defender tus derechos.

Si lo prefieres, te atendemos por WhatsApp

Publicaciones Similares