Bufete Osuna consigue que un juez declare la filiación paterna no matrimonial de una clienta del despacho.

En el presente caso, por parte de Bufete Osuna, se instó demanda de impugnación de filiación paterna no matrimonial y, acumuladamente acción de reclamación de filiación paterna no matrimonial frente al padre registral, la madre de nuestra asistida y su presunto padre biológico.

Una vez contestada la demanda por parte del presunto padre, en la que negaba conocer a la madre de nuestro cliente y haber mantenido relaciones con ellas, todo ello, pese haberse aportado abundante material probatorio que acreditaba lo contrario.

Por parte de Bufete Osuna, se solicitó la práctica de la prueba biológica, con carácter anticipado a la celebración de la vista. El Juez, al ver que estaba plenamente fundamentada la pretensión, acordó la práctica de la prueba biológica (Prueba de ADN), con anterioridad a la celebración del juicio. Las partes comparecieron en el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forense, donde se le extrajo muestras de saliva y, tras analizarla y comparar los perfiles genéticos, se emitió dictamen que determinaba un 99,99% de paternidad. Siendo fácil de imaginar que, con este resultado de la prueba biológica, se dictó una sentencia estimatoria con imposición de las costas procesales al padre biológico, por negar que conociera a la madre, a pesar de las evidencias existentes en el proceso que deban a entender que existió una relación sentimental.

Ver sentencia: https://bufeteosuna.es/wp-content/uploads/2023/11/sentencia-filiaciones.pdf